Conjunto Mesa y Sillas Latedo. Conjunto Mesa y Sillas Lacado. Muebles Díaz

Mesas Comedor

Mesas Comedor

Cambia tu mesa de comedor y dale un aire nuevo a tu casa. combina diferentes texturas y busca mesas naturales de madera. Haz que cualquier invitación sea extraordinaria cuando estés en tu mesa comedor. Tenemos diferentes materiales y muchos modelos diferentes.

Mesas de comedor

Cada uno de los espacios de tu hogar juegan un papel vital en la construcción de la identidad de tu familia y, por supuesto, en la comodidad de todos. Sin importar si vives en un piso pequeño o en una casa gigantesca, cada habitación debería reflejar tu personalidad y responder a ciertas necesidades particulares del grupo familiar. Desde esta perspectiva, resulta fundamental invertir un poco de tiempo escogiendo todos y cada uno de los muebles que vendrán a llenar cada espacio. No sólo porque deben cumplir cierta función, sino porque deberían adaptarse a los requerimientos de todos sin sacrificar lo estético.

Una mesa de comedor es un punto vital de la decoración de un hogar, pues es en donde se reunirá la familia y amigos para compartir momentos especiales. Desde un almuerzo de domingo hasta la cena de Año Nuevo, la mesa de comedor es una inversión que debes hacer cuidadosamente.

Elegir una  mesa de comedor requiere un poco más de reflexión de lo que crees. Debes comprar mesa de comedor que sea capaz de acomodar a todos los miembros de la familia, pero que también deje espacio para recibir a otras personas si te gusta recibir visitas. Asimismo, debes tener en cuenta el espacio donde estará ubicada. Si la habitación es pequeña, no podrás tener un comedor de doce puestos, pero podrías optar por una mesa extensible, por ejemplo.

Decoración del comedor

Las mesas de comedor son importantes, aún más cuando tu casa es al estilo open-concept, pues debería insertarse silenciosamente en el resto de la decoración. Es un mueble voluminoso, pero no por esto debería atraer la atención en exceso, sino que tendrá que armonizar con todo lo que hay a su alrededor, es decir, integrarse delicadamente y fluir con el espacio.

El comprar mesa de comedor de un color o material similar al resto de los muebles de la casa no es suficiente para obtener una decoración coherente y elegante, sino que hace falta poner atención a los detalles como iluminación, objetos decorativos, colores de las paredes y cómo vistes la mesa.

Aun cuando cuentes con iluminación natural, puedes jugar con las luces para obtener distintos efectos. Las lámparas deben responder al tamaño del espacio y de la mesa del comedor. Por ejemplo. Si tienes una mesa grande y alargada, puedes colocar una sola lámpara colgante y llamativa que coincida con el centro de la mesa y combinarla con otras formas de iluminación.

Si la mesa es redonda, puedes colocar varias lámparas a distintas alturas en el centro para distribuir la luz. Si el espacio y el largo de la mesa te lo permite, también podrías usar un par de lámparas colgantes  sobre la mesa, a cada lado, para ofrecer simetría y alargar el espacio. Las posibilidades son infinitas y podrás escoger lámparas que se adapten al estilo decorativo de la casa.

Armoniza y balancea el espacio utilizando cuadros, fotografías o posters en paredes grandes y desnudas. Busca motivos sencillos, no muy recargados, que complemente y armonicen, pero que no sean demasiado llamativos. El comedor es un espacio para socializar y compartir, así que los objetos decorativos no deberían competir con las personas para ser el centro de atención.

El color de las paredes dependerá del estilo decorativo escogido, aunque se prefieren colores claros si el espacio es reducido. Evita colores demasiado estridentes, si deseas añadir un toque de color, entonces elige una pared como acento o utiliza arte para hacerlo.

Anteriormente se estilaba tener cristaleras y otros muebles para almacenar la vajilla y otros elementos. En la actualidad, es posible prescindir de ellas, aunque si deseas integrarla, busca que no sea demasiado voluminosa para que no atraiga toda la atención del espacio.

Tipos de mesa de comedor

Es posible encontrar una mesa de comedor Madrid en el estilo perfecto, que vaya con el resto de la decoración de tu hogar. Los materiales, diseño y acabado son los que dictarán las características que le permitirán adaptarse a distintas decoraciones. Recuerda que debes tener en cuenta el tamaño y la forma primero, para escoger la que vaya mejor según el espacio y luego podrás ocuparte de la parte estética. Según su forma, las mesas pueden ser:

Redondas u ovaladas: son ideales para salones grandes, pues ocupan más espacio. A su favor tiene el hecho de que fomenta las relaciones interpersonales, pues la gente se sienta cerca. Esta forma es preferida en decoraciones más clásicas, sobre todo en materiales como maderas barnizadas y diseños elegantes.

Cuadrada: ideal para espacios y familias reducidas. Ocupan poco espacio. Si deseas recibir más gente o planean aumentar la familia, pueden adquirir una mesa extensible, que les permite un poco más de versatilidad.

Rectangular: si el espacio no es problema y requieres sentar a muchas personas, entonces una mesa rectangular es tu mejor opción. Su forma alargada es armónica, simétrica y queda muy bien. Es muy versátil y puede adaptarse a distintos estilos según su material.

Por ejemplo, para decoraciones modernas y minimalistas se prefieren materiales como metal, cristal y hasta acrílico que son ligeros y tienen líneas más precisas y rectas. En cambio, para decoraciones más clásicas o rústicas se requieren mesas de comedor de madera. El color puede variar, pero la mesa del comedor debería dar una sensación de fortaleza y atemporalidad. Las cosas antiguas estaban hechas para durar, así que deberían lucir de este modo.

Si el comedor estará en un área pequeña, no tienes que resignarte a tener una mesa minúscula. Puedes adquirir una mesa extensible, que aumentará su tamaño con tan solo levantar una tapa a un lado. Esto, con unas sillas extra, puede ser la respuesta para quienes desean recibir personas en casa para comer pero que no cuentan con el espacio suficiente. Si, por el contrario, el comedor estará en un espacio grande, no te límites. Adquiere una mesa de comedor robusta, que sea capaz de llenar el lugar. Recuerda que es el punto focal del espacio, así que necesita protagonismo.

Las sillas son un aspecto importante. Si bien es cierto que muchos modelos de comedor incluye las sillas a juego, hay otros que ofrecen la posibilidad de escoger las sillas que desees. Los más modernos y arriesgados podrían incluso tener sillas de distintos colores, estilos y materiales. Procura escoger asientos que vayan con la decoración, del color y material similar y con un acabado y color que facilite su mantenimiento. Por ejemplo, si tienes niños pequeños elegir sillas blancas de acabado aterciopelado es muy mala idea. Es mejor utilizar materiales de fácil limpieza.

Los colores claros podrían funcionar en muebles de madera para decoraciones estilo shabby chic, modernas o eclécticas. Los colores de madera más profundos quedan mejor en decoraciones más clásicas. Los muebles de madera de colores muy muy claros, están uy asociados a estilos nórdicos ahora de moda o para decoraciones ligeras en la  decoración de una casa en la playa o similar.

Cómo cuidar la mesa del comedor

Las mesas de comedor son una compra más o menos cuantiosa, así que deberías aprender cómo cuidar de tu inversión. Son muebles que están continuamente expuestos a manchas y accidentes con comida, por lo que resulta importante saber cómo mantenerla, independientemente del material.

Si haces una reunión en casa con varios invitados, tu mejor opción es proteger la mesa con un discreto protector impermeable y colocar sobre este un bonito mantel. De este modo, si hay un accidente, no tendrás que preocuparte tanto por el estado de la madera o el material que hayas usado. De todas formas es importante cuidar la superficie de la mesa con regularidad:

– Mesas de madera: el calor y la humedad son los peores enemigos, ten siempre protectores para vasos y fuentes calientes. En caso de que quede alguna marca sobre la superficie de madera puedes usar trucos caseros (mayonesa para las marcas de vasos, por ejemplo) o productos especiales para eliminarlas. Trata los rayones pequeños frotando una nuez en ellos, realmente funciona.

– Mesas de cristal: si bien es cierto que la humedad puede dejar marcas, este tipo de superficies es mucho más fácil de limpiar. Déjala impecable con un poco de vinagre y sácale brillo con un poco de papel periódico arrugado. Funciona de maravilla y no deja olores invasivos que pueden molestar a la hora de comer.

– Mesas de metal: La corrosión y la humedad son los enemigos de los que debes estar alerta. Este tipo de mesas suele acompañarse con un tope de otro material (cristal o madera), que debe cuidarse de forma adecuada. El metal se debe limpiar con un paño seco, y no debería requerir mucho más. Te recomendamos usar limpiadores específicos, pues cada tipo de metal puede reaccionar distinto a ingredientes caseros, así que es mejor no arriesgarse y usar limpiadores especializados para mantener el óxido a raya.

Sobra decir que las sillas deben limpiarse de la forma adecuada para su material y si tienen tapicería de tela, debería limpiarse con una espuma para tapicería. Si se llegasen a manchar con algún alimento o bebida, se recomienda tratar la mancha de inmediato para evitar que se fije al tejido. Los accidentes ocurrirán y es importante estar preparados para atenderlos.