Mesa Auxiliar Sensit 59 Mesa Auxiliar Tapa Madera con Formas y Patas Metálicas. Muebles Díaz

Mesas Centro

Mesas Centro

Mesas centro. Tenemos muchos estilos y modelos diferentes. Además ahora encuentra doble funcionalidad, mesas de centro que se convierten en mesas comedor. No te las pierdas.

Mesas de centro

 

La inmensa mayoría de las personas suele pensar que el sofá es la pieza más importante de una sala. Si bien es cierto que este mueble representa una inversión cuantiosa y que requiere interés, pues solemos pasar mucho tiempo en él, no es en realidad el protagonista del salón. La pieza del mobiliario más descuidada es la que debería tener un poco más de atención. Es hora de pasar u poco más de tiempo atendiendo las mesas de centro.

La importancia de la mesa de centro

Estas pequeñas mesas son el punto neurálgico, alrededor del cual orbita la vida del salón. El salón es el espacio social por excelencia, es donde se congrega la familia y donde se reciben a los visitantes. Por esta razón tiene que ser uno de los lugares más estructurados y con la decoración más definida, pues esto ayudará a delimitar sus funciones y proporcionará una vida hogareña mucho más cómoda.

Las mesas centro son el punto focal del salón, son el elemento alrededor del cual se agrupan el resto de los muebles. Su importancia no sólo es estética, sino que son piezas funcionales, que igual sirven para colocar objetos de uso diario como para soportar libros y hasta las bebidas de las personas que te visitan.

Las mesas de salón deben tener coherencia con el espacio que les rodea, los muebles y la decoración. Su estilo debe responder al de los sofás y al concepto decorativo que se quiera aplicar. Ha de ser un complemento que lejos de perderse entre el resto de los elementos, debería resaltar y aglutinar el espacio. Para lograrlo debes tener en cuenta varios aspectos antes de adquirirla.

 

Como elegir una mesa de centro

Tamaño Mesa centro

Determina el tamaño de la mesa que necesitas. Para ello debes tener en cuenta la altura de la mesa y su ancho. Para que una mesa de salón luzca armoniosa y sea útil debería ser un poco más baja que el asiento del sofá, pero esta diferencia no debería ser mayor a 5 cm. Si es muy baja, será incómoda para colocar un vaso o un plato.

Por otra parte, debes tomar las medidas del lugar donde colocarás la mesa y todos los muebles. Tienes que dejar al menos un espacio de 30 centímetros entre el borde de la mesa de centro y lo que la rodea. Esto permite circular alrededor y evita que el salón luzca recargado. Es preferible que adquieras una mesa pequeña que te permita circular a adquirir una que haga que el espacio sea incómodo.

Forma mesa de salón

La forma depende de tus muebles, el tamaño del salón e incluso de si tienes niños pequeños o mascotas. Una mesa redonda u ovalada es ideal para familias con niños pues al no tener esquinas filosas, no causarán heridas si el niño se tropieza con ella. Las mesas redondeadas, además, ofrecen una sensación de fluidez en el espacio y dan más lugar para desplazarse.

Las mesas cuadradas son adecuadas para espacios un poco más grandes, además quedan muy bien con muebles de estilo modular. Las rectangulares y ovaladas van bien en espacios reducidos por su forma alargada.

Material de una mesa de centro

Puedes ser un poco más original. No todas las mesas de centro están elaboradas en madera. Tienes que echar un vistazo a los muebles de tu salón para determinar qué material quedaría mejor. Asimismo, debes tener en cuenta el estilo. Si tienes una decoración shabby-chic, una mesa de metal y cristal sería muy disonante, lo mismo si colocas una mesa de madera labrada en medio de un salón minimalista.

Las maderas de acabados oscuros, con acabados curvos y labradas quedan muy bien en estancias con estilo tradicional. Las mesas de mármol y metal decorado también funcionan con este estilo. Las mesas de centro hechas de metal y cristal son perfectas para espacios más modernos.

Escala de la mesa

Presta atención a todos los elementos decorativos y de mobiliario de tu salón. Si tienes un sofá voluminoso no debería poner una mesa pequeña y delicada, pues sería demasiado discordante. Tampoco adquieras una mesa robusta y fuerte si tu sofá es más bien pequeño y de líneas definidas. Recuerda que todas las piezas deben funcionar como un todo, un grupo de objetos que ofrezca la sensación de cohesión.

Estilo de las mesa para salones

Si bien hay decoraciones eclécticas, vale la pena tener un estilo definido alrededor del cual puedas ir configurando tu salón. Esto te brindará pautas que puedes seguir para poder escoger con más facilidad la mesa de centro ideal. Es mucho más sencillo hacerlo de este modo, pues tendrás una idea concreta sobre lo que debes buscar.

Escoge el tipo de mesa de centro perfecto

Uno de los aspectos más importantes a la hora de escoger una mesa de centro es la funcionalidad. Los salones son espacios versátiles, cuya función es única para cada grupo familiar. Desde esta perspectiva debes escoger una mesa de centro que responda a esa necesidades particulares.

Si tu salón es el salón familiar, donde todos ven televisión, se reúnen a conversar, leer o relajarse y además tienes niños pequeños, entonces debes escoger una mesa de centro en un material fácil de limpiar, con una forma adecuada y que incluso cumpla alguna otra función. En cambio, si es más bien un área social para recibir visitantes, entonces puedes pensar en una configuración, materiales más delicados y acabados más estéticos.

El tipo de mesa de centro puede adaptarse a diferentes necesidades y ser multifuncionales . Hay muebles mutlifuncionales, que pueden servir como mesas de café. Otras mesas de centro se elevan para convertirse en mesas de comedor (esto es perfecto para pisos monoambientes o estudio). Hay mesas de salón con cajones que pueden servir para almacenar esos objetos de uso diario que siempre se necesitan. Para salones reducidos, puedes adquirir una mesa de centro que escondan más asientos. Hay unas que tienen puffs extras, lo que resulta perfecto si la cantidad de invitados crece súbitamente.

Las mesas de centro deben que escogerse con detenimiento para poder aprovechar todas las ventajas que ofrecen. Lejos de ser piezas meramente decorativas, pueden ser muebles increíblemente funcionales y que servirán como conector para toda la decoración.